Acercarnos a mamá, para así abrirnos al éxito

TALLER – MIÉRCOLES 19/05 18.30HS

“Acercarnos a mamá, para así abrirnos al éxito”

Sanar la herida con la madre, decir SI a la vida que ella nos dio, tiene mucho que ver con el éxito profesional o laboral, que la persona pueda lograr. Según cómo puedas aceptar a tu madre tal cual es, con las cosas que hizo bien y lo que no hizo tan bien, vas a poder evolucionar y tener éxito en tu vida. Así como ella te concibió y dijo si a tu vida, sos vos el que acepta estar al servicio de la vida. La madre da la vida, como se trata a mamá, te tratará la vida y el éxito. Muchas relaciones con la madre no son buenas, porque tenemos expectativas muy altas con respecto a ella, y esperamos cosas que nosotros creemos que son las que ella “debería” hacer, y en realidad antes de ser madre, primero es un ser humano, con defectos y virtudes.  En este taller de 2 horas vamos a trabajar a través de diferentes técnicas, tu relación con tu madre. Poder empezar a observar que nos pasa, cómo fue esa relación, que cosas esperaba y cómo fue realmente, para empezar a aceptar a nuestra madre tal cual es. Todo eso que te dio, fue perfecto para tu evolución y esto te permite ser la persona que sos hoy. Si te das cuenta que no tienes el trabajo que deseas o no podes crecer en tu profesión, no logras hacer eso que tanto amas y tienes que conformarte con el laburo que hay… Te invito a mirar a mamá, tomarla tal cual es, y dejar de reclamar, lograr ser adulto, con las fuerzas que tomo de mi madre, puedo ser una persona con éxito y mucha abundancia.  ¡Los espero!

La madre da la vida, como se trata a mamá, te tratará la vida y el éxito.

psicólogos

Evangelina Eggel

Soy psicóloga y mamá de una niña de 7 y un niño de 1 año. 

Donde pongo el acento es en el ENCUENTRO que se genera entre nosotros, consultante/psicólogo, siempre es una escucha a través de la empatía, la comprensión, respetando el sentir de la otra persona, sin juicio, ni prejuicios de su actuar, pensar o sentir. Yo creo que la terapia es eficaz si logramos un buen vínculo con la otra persona, que podamos dialogar y confiar, el abrir el corazón y poder sacar afuera todo lo que nos pesa.