Sanar mi niño interior para mejorar mi autoestima

TALLER – MIÉRCOLES 05/05 18.30HS

«Sanar mi niño interior para mejorar mi autoestima»

Todos en nuestra infancia hemos vivido diferentes tipos de experiencia, buena y malas, las que nos generan tristezas, enojos, y también alegrías. Casi todos en la infancia hemos tenido heridas emocionales y, si no las solucionamos en su momento, el niño interior estará dañado.

Todo esto, está dentro nuestro y muchas veces en el hoy, en el adulto que somos, se asoma este niño herido siendo parte de nosotros y no lo registramos o reclamamos a las personas que tenemos alrededor cosas que le reclamaríamos a nuestros padres. 

Todo esto influye en cómo está tu AUTOESTIMA, cómo te quisieron o te reconocieron de niño, influye en el hoy adulto. Para mejorar tu autoestima, sentirte mejor con vos mismo es necesario que vayas a tu interior a buscar y volver a validar a tu niño, ese que en muchas ocasiones sufrió burlas, o no fue reconocido por sus padres, o siente que no tuvo suficiente amor o cuidados y está allí angustiado y hoy en día reclama, se enoja con los demás que no le prestan atención, o no lo reconoce. 

Por eso es que te invito a este taller vivencial para que seas vos, quien se encuentre con su niño herido y empiece a mirarse, quererse, y cuidar hoy de él. A partir de reconocerse y comenzar a descubrir tus partes dañadas en tu autoestima es que podrás mejorarla, ya que el autoestima no es otra cosa que el AMOR A UNO MISMO. 

Cuidar al niño interior es muy importante para mejorar emocionalmente y mantener una sana autoestima.

 “Los hombres no dejan de jugar porque envejecen; envejecen porque dejan de jugar.”

Oliver Wendell Holmes Jr.

psicólogos

Evangelina Eggel

Soy psicóloga y mamá de una niña de 7 y un niño de 1 año. 

Donde pongo el acento es en el ENCUENTRO que se genera entre nosotros, consultante/psicólogo, siempre es una escucha a través de la empatía, la comprensión, respetando el sentir de la otra persona, sin juicio, ni prejuicios de su actuar, pensar o sentir. Yo creo que la terapia es eficaz si logramos un buen vínculo con la otra persona, que podamos dialogar y confiar, el abrir el corazón y poder sacar afuera todo lo que nos pesa.